external image Meses_Calendario_Juliano.png



Se llama así al creado por Julio César el año 47 antes de Jesucristo.
Entre los primitivos romanos existían muchos calendarios, cada pueblo tenia uno propio como:
  • Los habitantes de Alba Longa tenían un calendario de 10 meses, cuya duración oscilaba entre los 18 y los 36 días;
  • Los de Labinia tenían un año de 374 días distribuido en 13 meses;
  • Los etruscos sólo tenían meses lunares.
Finalmente se llegó a un calendario de 304 días agrupados en 10 meses: 6 de 30 días, y 4 de 31. Con estas oscilaciones está claro que todos los años había que estar haciendo reajustes.

Fue Julio César, en el año 47 a. de J.C. (707 de la fundación de Roma) quien puso orden en este caos. Por empezar, para que volviese a caer cada estación, con las fiestas y celebraciones correspondientes, en el tiempo astronómico que le correspondía, se vio obligado a hacer el primer año de 445 días. Fe conocido con el nombre de año de la confusión.
A partir de ahí ya todos los años eran de 365 días, menos los bisiestos, que eran de 366.
Año bi-siesto era aquel en que se repetía el dia 23 de febrero, es decir el mes de febrero tenia dos dia con el número 23. Con esto se corrigió de forma importante aunque con este sistema cada 128 años sobraba un dia
Julio Cesar incluyó dos nuevos meses al calendario Enero y Febrero. Y los coloco al primero y segundo mes.
Antes el primer mes era marzo.



El año juliano quedó pues con los 12 meses que hoy conocemos, pero con una pequeña variación: enero, marzo, mayo, julio, septiembre y noviembre (los meses impares) tenían 31 días, y los demás (los pares) 30, ¡incluido febrero en los años bisiestos!
Pero Octavio Augusto no podía consentir que el mes de julio(en honor de Julio César) tuviese 31 días, y el mes de Agosto que era en su honor, tuviese sólo 30. Así que deshizo el orden de meses alternos, y le puso también 31 días al mes que llevaba su nombre. Se lo tuvo que quitar a febrero, al que dejó con 28 los años no bisiestos, y 29 los bisiestos.