RELOJ DE CUARZORELOJ DE CUARZO.jpg

El reloj de cuarzo es un reloj electrónico que se caracteriza por poseer una pieza de cuarzo que sirve para generar los impulsos necesarios a intervalos regulares que permitirán la medición del tiempo.

Esto es posible gracias al efecto piezoeléctrico del cuarzo y otros cristales, descubierto en 1927 por el ingeniero Warren Marrison de Bell Laboratories. Este efecto consiste en que, cuando se comprimen o estiran determinados tipos de cristal, sus átomos producen un campo eléctrico.

El cuarzo se talla habitualmente en forma de lámina y se introduce en un cilindro metálico. Éste tiene por función la protección del mineral. Para que vibre el cristal de cuarzo, debe ser alimentado por un campo eléctrico oscilante generado por un circuito electrónico.

La electricidad necesaria para activar el cuarzo la suministra la pequeña pila eléctrica que se monta en el interior de la caja del reloj.

Esto es lo que lo diferencia de otros relojes (reloj de agua, reloj de arena, etc), donde los impulsos son generados por medios físicos o mecánicos.

El cuarzo hace el papel de regulador y estabilizador de la frecuencia lo que servirá finalmente para dar una medida del tiempo.

La frecuencia natural de oscilación de un cristal de cuarzo depende tanto de su forma como de su tamaño por lo que puede ser seleccionada por el fabricante. Es de señalar que los relojes de cuarzo no son siempre digitales, siendo también muy habituales los relojes de cuarzo con mecanismo de agujas.

En 1920, Warren Marrison y J.W. Horton construyen el primer reloj de cuarzo en los Bell Telephone Laboratories.

Seiko usó su modelo Quartz Crystal QC-591 para cronometrar los Juegos Olímpicos de Tokio, en 1964.

En 1967, aparecen los dos primeros prototipos de relojes de pulsera de cuarzo, el Beta 1, presentado por el Centre Electronique Horloger de Neuchâtel, Suiza y el Astron de Seiko.

En navidad de 1969 se pone comercialmente a la venta el Seiko Quartz-Astron 35SQ, primer reloj de pulsera de cuarzo del mercado, que atrasaba tan sólo 5 segundos al mes. Fabricado en oro, su precio era de 1250$, como un automóvil en su época. Su eslógan de lanzamiento sería "Algún día, todos los relojes serán así.

En 1972, la firma norteamericana Hamilton lanza el primer reloj digital, bajo la marca Pulsar, marca que luego sería adquirida por Seiko. Longines elaboraría al poco el primer reloj digital con pantalla LCD. (Una pantalla de cristal líquido delgada y plana).

Una nueva vuelta de tuerca es el reloj de cuarzo automático, sin pila, lanzado por Seiko con el nombre de Kinetic, en 1992, híbrido entre el clásico automático mecánico y reloj de cuarzo.


RELOJ DE CUARZO MODERNO.jpg
reloj de cuarzo digital.jpg